Protección contra el calor.

La altas temperaturas pueden tener efectos nocivos sobre nuestra salud, conoce los síntomas y como actuar en la siguientes recomendaciones: "En verano protégete del calor" y   dado que la mejor defensa es la prevención, la siguiente publicación "Disfruta este verano con salud" ofrece recomendaciones generales de protección frente al calor: 

- Beba agua y líquidos con frecuencia, aunque no sienta sed y con independencia de la actividad física que realice.

- No abuse de las bebidas con cafeína, alcohol o grandes cantidades de azúcar, ya que pueden hacer perder más líquido corporal.

- Aunque cualquier persona puede sufrir un problema relacionado con el calor, preste especial atención a bebes y niños pequeños, mayores y personas con enfermedades que puedan agravarse con el calor y la deshidratación, como las patologías cardiacas.

- Permanezca el mayor tiempo posible en lugares frescos, a la sombra o climatizados, y refrésquese cada vez que lo necesite.

- Procure reducir la actividad física y evitar realizar deportes al aire libre en las horas más calurosas (de 12.00 a 17.00).

- Use ropa ligera, holgada y que deje transpirar.

- Nunca deje ninguna persona en un vehículo estacionado y cerrado (especialmente a niños, ancianos o enfermos crónicos).

- Consulte a su médico ante síntomas que se prolonguen más de una hora y que puedan estar relacionados con las altas temperaturas.

- Mantenga sus medicinas en un lugar fresco; el calor puede alterar su composición y sus efectos.

- Haga comidas ligeras que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, zumos, etc.).

 

El calor no afecta a todas las personas por igual, las personas mayores, los enfermos y los niños son más vulnerables:

  • Las personas mayores, sobre todo las que viven solas o son dependientes.
  • Personas que están enfermas (enfermedad cardiovascular, cerebrovascular, respiratoria, renal, neurológica, diabetes...) o medicadas (anticolinérgicos, antihistamínicos, fenotiazinas, anfetaminas, psicofármacos, diuréticos, betabloqueadores...).
  • Personas con discapacidad
  • Mujeres embarazadas y lactantes
  • Niños menores de 4 años.
  • Personas con mucho peso.

Si es muy mayor, toma medicación o padece una enfermedad crónica:

Consulte con su médico acerca de las medidas suplementarias que debe adoptar. Siga tomando sus medicamentos. No se automedique.

Ayude a las personas más frágiles de su entorno.

Es necesario fomentar la solidaridad y la capacidad de prevención del entorno familiar, vecinal y comunitario, especialmente para atender a las personas enfermas y socio-económicamente más necesitadas.

Las personas mayores que viven solas, las personas con facultades mentales disminuidas o incapaces de adoptar medidas protectoras sin ayuda: Deben ser visitados o controlados al menos una vez al día (mejor dos) por un miembro de la familia, amigo, vecino o por los servicios sanitarios o de cuidados a domicilio.

Niños de 0 a 4 años. Asegúrese de que beben mucho líquido, vístalos con ropa clara y ligera y no los deje nunca solos en automóviles al sol o con las ventanas cerradas.

Las personas que realizan trabajos intensos, en el exterior o actividades deportivas intensas deben reducir su actividad en las horas de máximo calor, protegerse del sol y beber abundantemente bebidas que repongan los líquidos y las sales perdidas por el sudor (agua, frutas, gazpacho,...).

¿Qué problemas puede producir el calor y cómo debemos actuar?

  • El calor puede producir desde irritaciones en la piel y calambres hasta un aumento de temperatura tal, que puede llevarnos incluso a la muerte si no recibimos atención médica urgente.
  • Nuestro organismo está compuesto de un 60% de agua. La pérdida de agua y sales minerales por el sudor, si no se repone, produce síntomas como dolor de cabeza, mareos, debilidad muscular o calambres, náuseas y vómitos e incluso pequeñas elevaciones de la temperatura corporal.

RECONOCER LOS PROBLEMAS DE SALUD QUE PRODUCE EL CALOR ES IMPORTANTE PARA TOMAR MEDIDAS.

Calambres musculares (en piernas, abdomen o brazos), sobre todo si se suda mucho durante una actividad física intensa.

¿Qué se debe hacer?

  • Parar toda actividad y descansar en un sitio fresco.
  • Evitar la actividad física intensa durante varias horas.
  • Beber zumos ligeros y bebidas deportivas diluidas en agua.
  • Consultar a su médico si los calambres duran más de una hora.

Agotamiento por calor

Ocurre después de varios días de calor: la sudoración excesiva reduce los fluidos corporales y la restauración de las sales.

Principales síntomas: debilidad, fatiga, mareos, náuseas, desmayo...

¿Qué se debe hacer?

  • Descansar en lugar fresco.
  • Beber zumos o bebidas deportivas diluidas en agua.
  • Consultar a su médico si los síntomas empeoran o duran más de una hora.

Golpe de calor

Problema grave: el cuerpo es incapaz de controlar la temperatura, que se va incrementando rápidamente y puede alcanzar los 40,6º C.

Los síntomas principales: calor, sequedad y piel roja, pulso rápido, dolor intenso de cabeza, confusión y pérdida de conciencia.

¿Qué se debe hacer?

  • Llamar a urgencias.
  • Mientras se espera, enfriar el cuerpo, estar en una habitación oscura, poner paños de agua fría sobre el cuerpo o darse un baño o ducha fría. Sin ayuda médica urgente, un golpe de calor puede ser fatal.

Las quemaduras solares se producen por el sol directo sobre la piel aunque el día no sea muy caluroso. Deben evitarse, estando menos tiempo al sol y usando cremas de protección.

  

 Mapa de niveles de alerta por calor.       

Protegerse y prevenir efectos en la salud por altas temperaturas.

BUSQUE ASISTENCIA SANITARIA si presenta síntomas que pueden estar relacionados con el calor.

 Protección Solar (decálogo de la AEMPS para tomar el sol de forma segura). Tríptico. Infografía.

 En tu trabajo actúa contra el calor. 

Prevención del golpe de calor en el trabajo. Castellano y Árabe.

 

 

 

14/06/2022


Imprimir Correo electrónico

Saludo

ESTHER NEVADO DOBLAS (Cáceres, 1982)

Concejalía de Salud y Transformación Digital

Diplomada en Trabajo Social por la Universidad de Murcia. Desde el 2005 ha desarrollado su actividad laboral en el Tercer Sector de Acción Social, inicialmente como técnico de medio abierto con menores y desde el 2008 como coordinadora de programas sociales. Ha participado como ponente y docente en jornadas y cursos de divulgación social.

 

Doña Esther Nevado Doblas
Concejal Delegada de Salud y Transformación Digital
Ayuntamiento de Murcia

Localización

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al acceder a nuestra web aceptas su uso. Información sobre cookies